Transporte de barcos

El transporte de un barco, un yate o, incluso, un superyate puede llevarse a cabo por mar,  o bien, mediante vehículos con remolque por carretera o autopista. 

Para transportar una embarcación, existen cuatro métodos distintos, dos de ellos por mar y dos por carretera. El transporte por mar puede realizarse mediante el propio barco, o bien, sobre un buque de carga. El transporte por carretera, puede llevarse a cabo con vehículo propio y remolque, o bien, mediante un vehículo de carga especial. La mejor opción depende del caso en particular: de la embarcación de la que se disponga y del punto de partida y de llegada. Por ejemplo, trasladar un barco desde Croacia a un puerto del Canal de la Mancha, supondría un viaje de 2.800 millas por mar o 1.200 millas por carretera.

En algunos casos, también es viable combinar diferentes métodos para una única entrega. Por ejemplo, una embarcación en el Mar Jónico, en la costa occidental de Grecia, podría navegar 800 millas hasta el sur de Francia y luego ser transportado en camión hasta España. Incluso, el propietario podría plantearse la opción de navegarlo él mismo si cuenta con la experiencia adecuada y la embarcación se encuentra en buen estado, dejando sólo la entrega por carretera a pagar.

Transporte de embarcaciones por mar

Transportar una embarcación por mar es probablemente la opción más común. De hecho, cuanto más grande sea el barco, más favorable será esta opción, ya que la entrega será más rápida y el barco podrá soportar mejor las condiciones del tiempo. Sin embargo, los barcos más viejos y de esloras más pequeñas pueden ser más difíciles de entregar por mar, ya que pueden ser considerablemente más lentos y menos fiables que una embarcación más grande y nueva.

Cuando se trata de distancias más cortas, transportar la embarcación por mar es más barato que pagar por el transporte por carretera mediante un camión. El inconveniente es el desgaste de la embarcación. En este caso, antes de hacerlo, los sistemas y el equipamiento del barco deben ser revisados y probados a fondo, sobretodo si se trata de un barco de segunda mano, aunque hay que tener en cuenta que las embarcaciones nuevas tampoco son inmunes a los problemas.

Por lo tanto, un capitán diligente se encargará de dedicar tiempo a revisar la embarcación y solucionar cualquier problema. De hecho, las empresas de renombre tienen listas de verificación exhaustivas que examinan desde el aparejo, las velas y el motor hasta la tapicería, la carpintería interior, el sistema eléctrico y los aparejos de tierra.

Un buen capitán de entrega de yates también hará todo lo posible para minimizar el desgaste. Al mismo tiempo, los capitanes de entrega de yates experimentados son expertos en prever y solucionar problemas que dejarían a muchos otros perplejos. Por lo tanto, vale la pena considerar la posibilidad de que el motor no se apague, salvo para las comprobaciones de rutina, y cualquier implicación que tenga en las horas de funcionamiento y mantenimiento del motor. También es importante asegurarse de que el equipo de seguridad sea apropiado, tanto para el tamaño de la tripulación como para la duración del viaje, pero también de que ningún artículo exceda sus fechas de caducidad durante la entrega.

Cabe destacar también, como contra de este método de entrega de embarcaciones, que se trata de la opción más impredecible en cuanto a los plazos, ya que se depende claramente del tiempo. Es cierto que con un clima de verano favorable puede ser relativamente rápido, pero también es cierto que un clima no estacional inesperado puede obligar a pasar varios días seguidos en el puerto. Los precios pueden variar mucho, dependiendo de la experiencia del capitán de entrega. El pago tiende a ser por milla, aunque en algunos casos se cotizará por día.

Transporte marítimo de yates sobre otros buques

Esta es una tendencia creciente en el escenario de la entrega de yates y puede tener sentido especialmente para los barcos más grandes, aunque se podría decir que las ventajas no son aún universalmente reconocidas o entendidas. Aun así, esta parte de la industria tiene un alcance global y sigue expandiéndose, tanto en términos del número de puertos utilizados como de los yates y superyates más grandes que se pueden acomodar.

“El transporte de su yate sobre otros buques abre nuevos horizontes”, dice Sander Schuurman, especialista holandés en entrega de yates en Sevenstar Yacht Transport. “Permite a la gente visitar lugares con su propio yate que serían difíciles de alcanzar con la propia quilla de su barco. Gran parte de la demanda que vemos es de yates a motor y a vela de más de 20 metros de eslora, lo que les permite tener su puerto base en el Mediterráneo en verano y luego pasar la temporada de invierno en el Caribe. También permite a otros propietarios comprar un barco a buen precio en cualquier parte del mundo y luego trasladarlo a su zona de crucero elegida”. Además, casi no hay límite para el tamaño de los yates que pueden ser transportados de esta manera (se ha llegado a transportar sobre otros buques superyates de hasta 60 metros de eslora).

Al mismo tiempo, también puede ser un método factible para desplazar barcos más pequeños por todo el mundo. Esto suele ser más común en la comunidad de regatas, donde los yates de regata de tan sólo 32-36 pies (y a veces menos) se transportan rutinariamente a través de los océanos de esta forma.

“Lo más importante que hay que entender es que este tipo de transporte no es barato”, añade Schuurman. Es un proceso complejo con pequeños márgenes para nosotros: el coste de combustible para una travesía del Atlántico en una sola dirección es de alrededor de 460.000 euros. Así que, si tiene un yate bastante viejo, este precio podría suponer una gran proporción de su valor de mercado”.

Sin embargo, hay muchas ventajas en el envío de un barco por mar. Los propietarios y capitanes pueden estar seguros de que su yate será manejado con cuidado. Además, a diferencia de un transporte por mar sobre la propia quilla de un barco, no habrá desgaste. Ese factor permite que los nuevos barcos se entreguen en cualquier parte del mundo con cero kilometraje y que los barcos de regatas y los yates de alquiler lleguen a su destino listos para navegar. Por supuesto, no es imposible que surjan problemas, por lo que muchas empresas incluyen un seguro a todo riesgo hecho a medida en todas las cotizaciones.

Remolque de barcos por carretera

Una opción bastante común y rentable para las embarcaciones más pequeñas y ligeras es remolcarlas uno mismo. Con un gran vehículo tipo 4×4, en España el límite de peso máximo de remolque es de alrededor de las 3 toneladas. Un remolque para este barco puede pesar cerca de 1.000 kg, por lo que el desplazamiento máximo factible es de alrededor de 2 toneladas. Esto puede llegar a ser un problema para los barcos más antiguos, ya que la mayoría de los constructores superaron el peso de diseño previsto. Además, también hay que tener en cuenta si los propietarios posteriores añadieron mucho equipo adicional, ya que todo suma. Por lo tanto, la única manera de asegurarse del peso total entre el barco y el remolque es ponerlo en una báscula.

No obstante, hay una serie de embarcaciones diurnas de hasta 32 pies que son lo suficientemente ligeras y estrechas para ir en un remolque de carretera convencional. Esto se reconoce en muchas pólizas de seguro, que pueden incluir automáticamente la cobertura de barcos de hasta 30 pies en tránsito, pero si el barco es más largo que esto la póliza puede tener que ser modificada.

Entrega de yates por carretera

En algunos casos, la entrega de yates por carretera puede ser el método más eficiente de todos y es aplicable a yates de hasta un tamaño sorprendentemente grande. La prueba del éxito de este método es la elección de la ubicación de un importante constructor de barcos de Europa, Cranchi Yacht que desde hace más de 150 años produce buques hasta 55 metros de eslora y la fàbrica donde han sido construidos sus joyas se encuentra en el norte de Italia, concretamente en Piantedo, provincia de Sondrio, bastante lejos del agua. En casos como estos, empresas de transporte de embarcaciones por tierra como Bonati Transporti Nautici SNC actúan para verificar la factibilidad de los traslados de las fàbricas al mar en fase de planificación. 

Según Bonati, El transporte sobre goma es sin embargo difícil y complicado, sobretodo a nivel estructural, como consecuencia de las frecuentes modificaciones de las rutas (barricadas/bolardos y rotondas) que obliga a recurrir a largos y meticulosas inspecciones que verifiquen la posibilidad de tránsito con convoyes de dimensiones fuera de lo común. Una vez verificada la factibilidad del transporte, se procede al despliegue de las autorizaciones/permisos para las carreteras, las cuales tardan entre 2 y 3 semanas. Para transportes de embarcaciones muy grandes, entre las inspecciones y los permisos que requieren el desmontaje, se pueden necesitar entre 3 y 4 meses, como en el reciente caso de un transporte de un 90 pies organizado por Bonati Trasporti al lago de Garda.

Gran parte de los transportes se efectúan por la noche, siempre dependiendo de las directivas de las autopistas en cuestión. Es posible viajar de día con una longitud de hasta 3,5 metros aunque en algunas rutas se reduce a 3 metros. Además, en muchasocasiones se deben hacer reprogramaciones de los caminos para hacer frente a los imprevistos de la ruta.

Otro problema es representado por la preparación que implica el comienzo del desplazamiento: necesita una serie de medidas que garanticen el viaje de forma segura. Se necesita una serie de vehículos de escolta que siguen el viaje desviando el tráfico y ayudando en las fases más peligrosas. Para ello, normalmente se necesitan entre 5 y 6 trabajadores. El transporte por tierra se puede considerar en muchísimos casos como única alternativa posible para llegar al agua y debe contemplarse en el camino el pago de los costes del carburante, coste de skipper y la revisión del motor al llegar. 

Partners
Nombre completo
País
Dirección de correo electrónico
Número de teléfono
Transportar el barco desde (Área)
Transportar el barco desde (País)
Transportar el barco desde (Puerto)
Transportar el barco a (Área)
Transportar el barco a (País)
Transportar el barco a (Puerto)
Eslora del barco
Mange del barco
Peso seco
Tipo de Barco
Marca + Modelo de barco
Fecha de recogida (DD-MM-AAAA)
Fecha de entrega (DD-MM-AAAA)
If you're human leave this blank:*