Consejos para mejorar un barco a motor

Las mejores actualizaciones que usted puede llevar a cabo en su embarcación dependen del tipo de navegación y uso que desee darle. Dependiendo de ello, priorizará unas actualizaciones u otras.

Existen diversos tipos de actualizaciones para un barco a motor. Las que usted elija deben estar directamente relacionadas con la forma en que desea usarlo y el tipo de barco que más le gusta.

15 formas sencillas de actualizar su embarcación a motor:

  1. Renueve su tablero
  2. Instale un baño
  3. Desinfecte su inodoro
  4. Provéase del sistema ultrasonido
  5. Instale luces subacuáticas
  6. Encargue toldos a medida
  7. Instale una escalera de proa
  8. Coloque una banda de quilla
  9. Monte una nevera portable multiusos
  10. Invierta en un motor eléctrico
  11. Amortigue impactos
  12. Instale una nevera fija
  13. Repare el cableado
  14. Encuentre la hélice idónea
  15. Instale calefacción

  1. Renueve su tablero

Muchos propietarios de embarcaciones muestran interés en renovar la configuración de sus puestos de gobierno. Y lo cierto es que los nuevos asientos de mando, los reposapiés e incluso las actualizaciones más básicas en el tablero de mandos pueden traer grandes recompensas. Por ejemplo, puede instalar esferas analógicas mejoradas de una empresa como Faria o un volante deportivo italiano recubierto de cuero de la marca Osculati. Puede ir aún más lejos y darle a su salpicadero una nueva capa de tela mate antideslumbrante o un nuevo juego de interruptores marinos equipados con LED. Haga lo que haga, como punto principal de interacción entre usted y su barco, el tablero es un lugar estupendo para centrar sus mejoras y esfuerzos.

  1. Instale un baño

Mientras el agua, la energía y el espacio son factores esenciales en un barco, el baño de cassette es un elemento al que, sin embargo, no se le suele dar demasiada importancia. Una lancha compacta (o incluso una semirrígida o una embarcación diurna) generalmente puede alojar un inodoro de cassette portátil ubicado en una cabina específica. Puede integrarse correctamente en la embarcación e, incluso, conectarse a la red de agua. Por otro lado, un inodoro de bombeo es, por supuesto, más complejo, requiere un tanque de almacenamiento separado, un barco más grande y un presupuesto más elevado. En cualquier caso, un barco con un baño es infinitamente mejor que uno sin él y, sin lugar a dudas, la familia lo considerará dinero bien invertido.

  1. Desinfecte su inodoro

Los baños de los barcos acostumbran a prender mucho olor. Este olor que emana de tantos baños marinos es una consecuencia de la descomposición de los organismos atrapados en las tuberías de la toma de agua con deficiencia de oxígeno. Esto puede ser remediado en mediante la instalación de un desinfectante para inodoros Sea Smart. Funcionando con su propia fuente de alimentación independiente, se conecta a la tubería de alimentación, inyectando una dosis “inteligente” de desinfectante lo más cerca posible de la válvula de mar, asegurando que, tanto si está a bordo como si no, el agua de descarga de su inodoro esté limpia y libre de olores. La instalación puede costar alrededor de 145 euros y al cabo del tiempo deberá reemplazarse el desinfectante y las baterías, pero es una instalación simple y una solución valiosa a un problema atroz.

  1. Provéase de antiincrustantes ultrasonido

Mientras que antes se pintaban los cascos de los barcos con pinturas tóxicas para evitar el crecimiento de microbios marinos, ahora los modernos antiincrustantes ultrasónicos funcionan emitiendo frecuencias pulsantes a través de transductores en el interior del casco. Estos están diseñados para crear una capa de moléculas de agua en movimiento sobre el perfil submarino del casco, previniendo la formación de microorganismos y eliminando el problema de los cascos con gérmenes en su origen. Estos sistemas pueden parecer bastante caros, especialmente en barcos grandes, ya que es necesario utilizar varios transductores y proporcionar una alimentación eléctrica fiable. No obstante, una vez que se tiene en cuenta el ahorro anual en elevaciones, fregado y combustible, se convierte en un argumento convincente.

Los modernos antiincrustantes ultrasónicos funcionan emitiendo frecuencias pulsantes a través de transductores en el interior del casco. Foto: Diego Yriarte.

  1. Instale luces subacuáticas

Las luces subacuáticas a primera vista no parecen cumplir ninguna otra función práctica que la de atraer a las polillas y llamar la atención. Pero el hecho es que se ven muy bien y atraen todo tipo de vida subacuática, lo que le permite pasar tardes contemplando vistas que de otro modo permanecerían ocultas. Aunque suelen ser caras, hay opciones que se adaptan a la mayoría de los presupuestos y, a pesar del hecho de que su barco necesita estar fuera del agua durante al menos parte del trabajo, son relativamente fáciles de instalar.

  1. Encargue toldos a medida

Muchos propietarios de embarcaciones abiertas tienen la costumbre de pasar largos fines de semana a bordo de sus embarcaciones y, con un conjunto de toldos construidos a medida, es posible. Mientras que algunas embarcaciones, como las ZAR RIBs, vienen equipadas con soluciones de fábrica en la lista de accesorios, hay muchas empresas especializadas en toldos marinos que pueden proporcionarle lo que su embarcación necesita a medida. Ya sea que lo monte sobre la bañera de popa, el espacio de proa o en ambas zonas, se pueden crear con ventanas integradas de altura total, mosquiteras y solapas de cortina.

  1. Instale una escalera de proa

Es increíble cuántas embarcaciones abiertas llegan sin los últimos accesorios que podrían ayudar a aumentar su usabilidad sin prácticamente ningún gasto. Una escalera de proa es un elemento de este tipo. Le permite utilizar la zona de proa (así como la de popa) como un centro de deportes acuáticos y le permite entrar y salir del agua rápidamente. De hecho, si se combina una escalera de proa con un ancla de popa y una banda de quilla, se tiene el barco de varada perfecto….

Una escalera de proa le permite entrar y salir del agua cuando lo desee.

  1. Coloque una banda de quilla

Varar un barco no es muy común en España en general, pero si usted desea hacerlo, existen zonas donde es más habitual, como, por ejemplo, en la Costa Brava. Mientras que la gente con barcos de polietileno o aluminio puede disfrutar con una libertad despreocupada, aquellos con arcos de fibra de vidrio finamente moldeados son comprensiblemente reticentes, por lo que tiene sentido invertir en una banda para la quilla. La banda, los adhesivos y (si es necesario) los tornillos son fáciles de colocar y tienen un coste muy económico, lo que significa que, si se ajusta a su estilo de vida náutico, puede ser una de las mejoras de mayor valor que puede realizar para su barco.

  1. Monte una nevera portable multiusos

Una nevera de alta calidad y sin alimentación eléctrica es un accesorio brillante. Un modelo de nevera bien elegido y con la talla correcta puede tener múltiples funciones. Por ejemplo, puede aprovecharse y usarse como un asiento adicional, una despensa de alimentos, una escalera, un armario de bebidas, un cofre de pescado y/o un compartimento impermeable. Busque una nevera con tapones de fácil vaciado, asas resistentes y con larga garantía. Asegúrese de buscar los accesorios adecuados para aprovechar al máximo su potencial, tales como correas y soportes para que pueda fijarla a la cubierta, así como ruedas y asas extensibles para que pueda llevarla como si fuera una maleta.

  1. Invierta en un motor eléctrico

Un fueraborda auxiliar es una medida de seguridad vital para la navegación familiar, pero si su embarcación es de tamaño y peso modesto, puede que haya llegado el momento de ignorar los motores de combustión interna y optar por un modelo eléctrico de Torqeedo. Imagínese no tener que cargar con un motor fueraborda de mucho peso. Imagínese no tener que magullarse el hombro y derramar aceite por la espalda cada vez que intente levantarlo. Es cierto que la instalación eléctrica puede parecer costosa, pero es una opción brillantemente ligera, limpia y silenciosa. Además, su portabilidad la hace mucho más segura que un auxiliar permanentemente aparejado y es más sostenible.

Leer más sobre:

Motores marinos

Mantenimiento del motor del barco

Si su barco es de tamaño y peso modestos, es posible que haya llegado el momento de optar por un modelo eléctrico.

  1. Amortigue impactos

La reducción de impactos ahora se presenta en todo tipo de formas. Hay asiento con niveles de desplazamiento ajustables para amortiguar los impactos verticales. Hay consolas de cubierta completas, con asientos internos y controles de timón, que lo mantienen aislado de los peores impactos. Y si lo que desea es disminuir el impacto bajo los pies, la cubierta Wolf Shock ofrece una serie de bolsas de aire ventiladas y bien embaladas, colocadas dentro de una tela de estilo Hypalon, que se pueden recubir con cualquier acabado que usted desee, desde el Treadmaster hasta el Flexiteek. El único inconveniente es el precio porque, mientras que los Scotseats parecen ser poco comunes y asequibles, la mayoría de las formas de reducción de impactos son inflexiblemente costosas.

  1. Instale una nevera fija

Si considera que tiene en su barco una nevera demasiado pequeña o si directamente no tiene ninguna, existen soluciones sencillas para remediar el problema. Incluso en un barco pequeño, suele ser muy fácil encontrar un espacio que pueda servir para  una nevera. Elija una zona con una fuente de alimentación cercana y suficiente espacio para el aislamiento y el compresor necesarios, así como una ventilación adecuada. Las neveras náuticas de proveedores especializados como Dometic, Isotherm y Coolmatic vienen en una amplia gama de tamaños y, aunque los modelos específicos para el mar no son baratos, es posible realizar todo el trabajo por unas 560 euros.

  1. Repare el cableado

Aparte de la falta de combustible, las averías eléctricas son la causa más común de averías en el mar. Todavía se pronuncia más este problema en el caso de las embarcaciones de planeo pequeñas, rápidas y asequibles en las que el impacto físico y la entrada de agua son relativamente frecuentes. La respuesta es simple: reemplace cualquier cableado desgastado por uno nuevo, colóquelo correctamente con tubos protectores y clips regulares (de modo que no haya posibilidad de enganche) y luego utilice conectores termorretráctiles resistentes al agua siempre que una conexión permanente sea apropiada. No es, para nada, un trabajo costoso y también le permite clasificar adecuadamente todo el cableado, lo que hace que cualquier actualización futura sea mucho más fácil.

Reemplace cualquier cableado desgastado por uno nuevo, colóquelo correctamente con tubos protectores y clips regulares y luego use conectores termorretráctiles resistentes al agua.

  1. Encuentre la hélice idónea

Encontrar la hélice adecuada es un reto tan misterioso que casi desafía el sentido común. Efectivamente, cada modelo presenta un conjunto de patrones que pueden o no coincidir con su barco, motor y actividades, pero encontrar la combinación ideal de diámetro, paso, número de pala y forma puede implicar una gran cantidad de pruebas y errores. Así que es mejor refugiarse en el simple hecho de que mientras que los puntales de aluminio son relativamente baratos, flexibles e ineficientes, los de acero son relativamente rígidos, eficientes y rápidos. Si cree que está contento con su puntal de aleaciones, compre el equivalente en acero y se sorprenderá de lo mucho mejor que puede ser su barco.

  1. Instale calefacción

Un sistema de calefacción con motor diésel es una opción realmente útil a bordo de un barco de crucero. Un calefactor de aire impulsado por diésel es una opción muy práctica. No sólo le permite deshumidificar un puesto de mando cerrado en condiciones difíciles, sino que también le permite navegar en invierno sin tener que depender de una conexión en tierra con el puerto deportivo. Sin embargo, puede ser un proceso complejo y, para obtener lo mejor de él, es necesario reflexionar previamente sobre el tamaño y la ubicación del calefactor idóneo, así como sobre la ruta de los conductos y el número y ubicación de las salidas de aire caliente. Por lo tanto, asesórese en la fase de planificación y, en caso de duda, pague un poco más por la instalación profesional.

Más información sobre: Barcos a motor.