Amarres y puertos náuticos: dónde atracar su embarcación

Uno de los factores más importantes para poder disfrutar al máximo de su barco es el hecho de cómo y dónde lo tiene amarrado. Alex Smith explica sus opciones.

Todos prestamos mucha atención al estado y la condición de los barcos que compramos, dándole siempre mucha menos importancia al amarre en el cual va a estar flotando. Sin embargo, la ubicación, los servicios in situ y las diversas instalaciones de un amarre determinado marcan una diferencia fundamental en nuestra experiencia náutica. A menudo, puede influir si usamos y disfrutamos de nuestros barcos o, de lo contrario, si los consideramos más bien una responsabilidad. Si usted tiende a comprar de segunda mano, el amarre a menudo viene incluido con el barco, por lo que vale la pena asegurarse de que sea el tipo de amarre -así como el tipo de barco- que mejor se adapta a sus necesidades. De lo contrario, si no es así, hay muchas opciones de puertos y amarres en los que pensar…

Cinco opciones para atracar o almacenar su barco:

  1. Guarde su barco en casa, si sus circunstancias se lo permiten
  2. Atráquelo en otra ciudad diferente a la suya o en el extranjero
  3. Invérnelo para evitar costes
  4. Asegúrese de que su puerto cuenta con un servicio completo
  5. Contemple unirse a programas socio propietario y barcos en alquiler

Uno de los factores más importantes para poder disfrutar al máximo de su barco es el hecho de cómo y dónde lo tiene amarrado.

 

Guardarlo en casa

Si su barco es lo suficientemente pequeño como para remolcarlo, su coche es lo suficientemente grande como para poder soportar tal peso y su casa está adecuadamente preparada para acoger a su barco, vale la pena guardar su barco en casa. Además de la reducción de gastos, le beneficiará a la hora de llevar a cabo las revisiones y actualizaciones y también tendrá plena libertad de navegar por cualquier terreno de crucero que se le antoje.

 

Amarrarlo en otra ciudad o en el extranjero

Si le gusta la aventura, desea desconectar al máximo de su ciudad y rutina, y quiere un cambio completo cuando salga a navegar sin importarle la distancia, entonces piense seriamente en amarrar su barco en otros destinos, tanto otras ciudades españolas diferentes a la suya, como en el extranjero.

En el caso de buscar amarre en otra ciudad española diferente a la suya, hay destinos muy interesantes. Si lo que desea es salir a navegar solamente durante la temporada alta en una zona atractiva de muchas calas y aguas cristalinas, mantener su barco en la Costa Brava o las Islas Baleares mediante el servicio de invernaje -en invierno- y en boya -en verano- es una buena opción. De esta manera se ahorrará pagar una gran cantidad de dinero durante los meses que no lo use, limitándose a pagar por un coste más elevado solamente los meses de temporada alta.

Si lo que desea es atracarlo en el extranjero, busque un puerto marítimo multilingüe y gestionado profesionalmente en una zona de su agrado, con un clima fiable y un aeropuerto cercano al que pueda acceder una aerolínea de bajo coste. Tenga en cuenta también que tendrá que investigar la legislación local y evaluar el coste de registrar su barco en otro Estado de abanderamiento. Por otro lado y en términos económicos mucho más baratos, si no le importa el acceso limitado a la marea, hay algunas ofertas interesantes que puede considerar. Es cierto que la marea baja puede estropear la vista al reemplazar un idílico paisaje marino con barro frío un par de veces al día, teniendo su barco que tocar tierra. Si usted está dispuesto a navegar en torno a los cálculos de las mareas, su amarre podría costarle realmente muy poco en el extranjero.

Más información sobre: Comprar un barco en el extranjero

 

Invernarlo como almacenamiento habitual

El sistema de invernaje o de almacenamiento de barcos en seco tiene una enorme cantidad de ventajas. Garantiza a su embarcación una vida de lavados a chorro y almacenamiento seguro y limpio. Además, le ofrece la promesa de días más fáciles, más eficientes y menos estresantes, así como un rendimiento optimizado del casco y mejores valores residuales. Tenga en cuenta que un sistema eficaz de invernaje debe contar con una dotación de personal completa. Algunos puertos marítimos aprovechan la oportunidad de ampliarse sin actualizar adecuadamente la mano de obra para hacer frente a las demandas de otros 50 o 60 propietarios de embarcaciones. En estas situaciones, cualquier problema puede provocar retrasos en la botadura de su embarcación, especialmente en temporada alta. Por lo tanto, infórmese bien en el puerto en cuestión, observe el servicio en acción y hable con los navegantes existentes que invernan sus barcos sobre sus propias experiencias.

 

Atracarlo en puertos de servicios completos

La vida es más sencilla cuando todo está disponible en el lugar en el que está amarrado su barco. Tener el servicio de gasolinera en el propio puerto es una ventaja obvia, pero también lo son las instalaciones de eliminación de residuos y reciclaje, además de baños, duchas y lavandería, una tienda decente y una recepción 24 horas. Muchos de los grandes puertos marítimos prometen apoyo las 24 horas del día, pero compruebe lo que quieren decir con esto, ya que la realidad a menudo puede parecer muy diferente. También le ahorrará tiempo, dinero y esfuerzo si el puerto que usted elija tiene instalaciones de servicio y reparación a precios económicos. A menudo, los puertos familiares están repletos de amarres disponibles para nuevos visitantes, lo que hace combinar la vitalidad de un puerto marítimo familiar, junto un ambiente distinto al tener vecinos de amarre desconocidos.

Atraque su barco en un puerto de servicio completo. La vida es más fácil cuando todo está disponible in situ.

 

Exigir un poco más

Ya no es suficiente tener que pagar una elevada cuota mensual por un trozo de muelle y un par de bitas en un puerto marítimo. Los navegantes modernos ahora exigen más, así que a menos que usted esté totalmente enamorado de un destino específico, asegúrese de solicitarlo. Piense en zonas con aparcamiento fácil cerca de su embarcación. Pregunte sobre los servicios con descuento del puerto, inspecciones regulares de los pantalanes -para asegurarse de que su embarcación está segura en su ausencia- y programas de fidelización que recompensan su encargo con descuentos en otras marinas interconectadas.

Piense también en el ocio y el entretenimiento ¿Qué le parece un bar, un restaurante y una cafetería? ¿Qué hay de las fiestas y eventos de los propietarios de amarres, barbacoas, cruceros en compañía y fiestas infantiles? Y aunque es natural esperar que su puerto marítimo logre equilibrar los aspectos prácticos del día a día de las operaciones del puerto, con un entorno vacacional limpio y bien cuidado, también debe esperar que el personal sea capaz de ayudarle con las actividades y atracciones locales, así como con el clima, la marea y la navegación.

Del mismo modo, trate de evaluar el ambiente general del puerto marítimo antes de comprometerse. La experiencia y el profesionalismo es, por supuesto, deseable, pero no es de gran ayuda que en una oficina de la marina con experiencia de primera mano hablen con usted en términos náuticos complejos o se burlen de preguntas “absurdas ” acerca de las mareas, el tiempo y los nudos. Si quiere un ambiente agradable y afectuoso, debe elegir cuidadosamente.

 

Programas socio propietario de barcos y barcos en alquiler

Si decide unirse a un programa socio propietario en lugar de comprar su propio barco, el amarre deja de ser un problema. Una simple cuota mensual pagada a la sociedad gestora cubrirá los costes y la logística del atraque y el almacenamiento, así como la botadura y el varadero, los seguros, el mantenimiento y la formación. Siempre y cuando elija un lugar que sea atractivo y conveniente y no le importe la idea de una cuarta parte, puede tener sentido; especialmente porque varias compañías afirman ofrecer tarifas mensuales muy asequibles.

Por otro lado, si desea ser completamente propietario de su barco, lo que le puede ayudar a reducir sus costes de amarre es el hecho de mantener su barco en un puerto marítimo donde se ofrezca un servicio de alquiler de barcos en el cual usted pueda organizarlo según su agenda. De esta manera, su propio barco puede estar disponible para otros navegantes que deseen usarlo cuando usted no esté planeando usarlo. Y aunque al principio no le guste la idea de que su embarcación personal se utilice como plataforma de alquiler, tiende a significar que será gestionada y mantenida a un nivel mucho más alto de lo que sería si simplemente se dejará vacía y sin tocar durante un mes.