5 superjuguetes para superyates

Un superyate merece juguetes acuáticos superguay.

Por: Alex Smith

Soñar con juguetes acuáticos para superyates es siempre divertido, pero cuando se es tan rico que ni la utilidad ni el precio del juguete tienen cualquier influencia en la decisión de comprar, el proceso se vuelve mucho más entretenido. Aquí le presentamos cinco vehículos extravagantes para desplazarse en el agua que el patrón de un superyate definitivamente no necesita, pero que a lo mejor le gustaría tener en su cubierta de popa sencillamente porque se lo puede permitir.

 

(1) Strand Craft Wet Rod V8

Desde su fundación hace poco más de diez años, la empresa sueca Strand Craft se ha hecho famosa por sus atractivos superyates de diseño sorprendente y perfil retro – el V8 Wet Rod, diseñado por el propio Kurt Strand, no es excepción.

 

Juguetes superyates: Wet Rod V8

La velocidad máxima del V8 Wet Rod de Strand Craft es de 60 nudos y su perfil es topo de gama.

 

Concebido en colaboración con pilotos profesionales de motos acuáticas, esta embarcación de fibra de carbono está propulsada por un colosal motor V8 de 5.7 litros con 300 Cv de potencia para una velocidad máxima de 60 nudos. Pero es su diseño que marca la diferencia. Se ha renunciado a las combinaciones de color cutres y a los detalles en plástico barato de las motos de agua más comunes. En su lugar, tenemos líneas más clásicas, materiales más caros y el lujo cómo sello. Se trata de un medio de transporte de casi 5 metros de eslora con tubo de escape doble, propulsión jet y detalles en madera y fibra de carbono además de sistema de sonido, una unidad GPS, estiba adecuada y una nevera para el cava. En resumen, este es el tipo de moto acuática elegante que el patrón de un superyate puede conducir perfectamente sin preocuparse por su reputación en la marina – y aunque el precio de este prototipo aún no está definido, le garantizamos que no será barato…

Para obtener más información, visite Strand Craft

 

(2) Gibbs Quadski

Cuando fue presentado en el 2012, el Gibbs Quadski ya no era el “primer vehículo anfibio deportivo de alta velocidad del mundo” como declaró Gibbs, pero se afirmó como una de las propuestas más eficaces que hemos visto has ta ahora.

 

Juguetes superyates: Gibbs Quadski

El Gibbs Quadski es una moto acuática anfibia que se transforma en quad en apenas cuatro segundos. Después del modelo para una persona existe ya una versión XL para dos personas.

 

Con un motor BMW K1300 y un sistema de propulsión por chorro de agua, o hidrojets, patentado por la propia empresa, El Quadski es capaz de alcanzar velocidades de hasta 45 nudos en el agua y los equivalentes 70 km/h en tierra. Para ayudar a mantener el control de toda esta potencia, el casco en composite es liviano pero bastante ancho para una embarcación de esta eslora. El centro de gravedad es bajo y la distancia entre los ejes es amplia y estable. Al entrar en el agua, el sistema de suspensión se retrae bajo los costados, lo que permite pasar del asfalto al agua en tan sólo cuatro segundos y solo con pulsar un botón. La tracción trasera es entonces reemplazada por la propulsión hidrojet y pasamos a conducir una convencional (aunque bastante corpulenta) quad.

Para más información visite Gibbs

 

(3) Universal Hovercraft 19XRW Hoverwing

Como prácticamente todos los vehículos diseñados para operar en más de una superficie, el 19XRW Hoverwing o Flying Hovercraft (aerodeslizador volador) es algo grotesco. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los demás hovercrafts, su rendimiento es muy interesante y además puede volar!

 

19XRW Hoverwing flying hovercraft

Capaz de volar a una altura de 6 metros, a una velocidad de más de 100 km/h y con una autonomía de 260 Km, el 19XRW Hoverwing de Universal Hovercraft es un juguete muy especial.

 

Este aerodeslizador puede transportar tres pasajeros, operar en agua dulce o en el mar, así como en pendientes de hasta 30 por ciento y sobre pavimentos tan variados como arena, pizarra, barro o rocas. Su casco está fabricado en fibra de vidrio y PVC bajo una estructura de laminado de madera y fibra de carbono. El motor de gasolina es de dos cilindros con 130 Cv y puede alcanzar velocidades de hasta 110 km/h. Y mejor aún, puede volar a alturas de hasta seis metros y su depósito le permite una autonomía de 260 km. Teniendo en cuenta que la mayor parte de los aerodeslizadores de recreo suelen ser muy poco prácticos, este juguete además de singular es verdaderamente espléndido.

Para obtener más información, visite Universal Hovercraft

 

(4) Ego Semi Sub SE

Mientras que muchos submarinos personales son muy caros y complejos y además requieren un grado de destreza del que el patón común no suele disponer, el semi-submarino eléctrico Ego está diseñado para proveer una forma fácil y accesible de disfrutar de la exploración bajo la superficie del mar.

 

Juguetes superyates: semi-submarino Ego

Una plataforma de baño flotante de la que cuelga una capsula transparente, este semi-submarino es un lounge multifunciones.

 

Empujado por un par de propulsores horizontales, el EGO tiene una velocidad de crucero de dos nudos, una velocidad máxima de tres nudos y una autonomia de hasta ocho horas con una sola carga. Se trata de un multicasco con una eslora de casi 4 metros y manga de 3,3 lo que confiere mucha estabilidad a este vehículo casi subacuático cuyo punto fuerte es su cabina sumergida y las vistas que permite. La embarcación viene con una cámara montada que permite maniobrar la embarcación desde el puesto de mando de la cápsula con la ayuda de una pantalla en el salpicadero. Este semi-submarino es básicamente una gran plataforma de baño para relajarse bajo el sol a la que se ha acoplado una galería de exploración subacuática para dos personas. Es un concepto extremamente simple y eficaz ideado por la empresa coreana Raonhaje Inc.

Para más información visite Ego

 

(5) Iguana 29

El 29 es la más grande de las dos embarcaciones anfibias y todo-terreno que produce Iguana – y tal como el modelo más pequeño, nos da la posibilidad de ignorar las restricciones que presentan las corrientes y  el muelle de atraque y arribar en cualquier punto donde la costa nos parezca accesible.

 

Juguetes superyate Iguana 29

Una auxiliar rápida con dos orugas de goma como las de los tanques que se recogen en los paneles laterales de la popa para entrar y salir de cualquier  playa, o hacerse con un terreno más rocoso.

 

Concebido como una reinvención del concepto de vehículo anfibio, Iguana Yachts reunió un equipo de ingenieros de los sectores automotriz y náutico para diseñar una embarcación de ocho plazas con orugas de goma estilo tanque que puede adaptarse a una gran variedad de terrenos. Sin embargo, su proa muy afilada y la popa de planeo con un motor fuera de borda de 300 Cv también promete alcanzar con relativa comodidad la velocidad máxima de 40 nudos en el mar. Además de todo esto, es fácil de personalizar: primero elegimos entre la versión ‘Exclusive’ o ‘Classic’ y  después hablamos con el equipo de diseño sobre nuestras preferencias en materiales, equipos y accesorios. En materia de anfibios, nos parece un vehículo de lo más interesante.

Para más información, visite Iguana